De generación en generación se ha compartido la creencia que se debe comer un bolillo después de recibir un buen susto; esto con el propósito de calmar los efectos que provoca espantarse. A continuación te explicamos qué le ocurre a tu cuerpo cuando se presenta un susto y se desarrolla […]