Dos bandas criminales de alta peligrosidad decidieron asociarse para formar la organización delictiva Nueva Alianza, un grupo que opera al noreste del Estado de México y está integrado por delincuentes de La Unión Tepito (LUT) y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). En sus zonas de influencia, los criminales de Nueva Alianza se dedican a la extorsión, narcomenudeo, secuestro, robo, homicidio e invasión de predios.