El Pleno del Senado aprobó, con 87 votos en favor y cinco en contra, un proyecto para expedir la Ley de Desarrollo Sustentable de la Cafeticultura, la cual busca normar y fomentar la producción, distribución, industrialización y comercialización del café, así como establecer criterios para impulsar la calidad del producto en todas las fases de la cadena productiva.